jueves, 28 de mayo de 2020

Pobre niña blanca...

Decidí borrar la última entrada porque después de leerla y leerla me he dado cuenta que no tiene sentido...
He estado ausente de la blogósfera este tiempo porque no he tenido buenos días...
Y es que me he estado preguntando y repreguntando un millón de cosas y ha nada le encuentro respuesta...
No sé cómo reestablecer mis relaciones familiares, rotas hace tiempo debido a mis conductas y malas decisiones... No sé cómo encarar el duelo que llevo hace meses desde que me separé (aunque a veces encuentro consuelo por aquí, eso les agradezco)... No sé qué hacer para independizarme económicamente... No encuentro proyectos, ni motivación, ni ganas de levantarme de la cama...
Pero me estoy adelantando.
La razón por la que escribo taaaaan irritante entrada es porque decidí confesarme un poco en este espacio. Aunque sea para poder verbalizar los pensamientos y brumas que me han estado dando vueltas en la cabeza.

Antes de que me diagnosticaran con TLP, no recibía ningún tipo de tratamiento. Adecuado, al menos. Quiero decir que desde que mi enfermedad comenzó a manifestarse, he pasado y vuelto a pasar por muchos psiquiátricos, médicos, terapeutas, fármacos, etc., pero nunca "daban" con el diagnóstico ¿acertado? Debido a ello (y a mí misma, vale aclarar, pues no se puede culpar de las decisiones que uno toma a una enfermedad, aunque tratemos de hallar lógica con su justificación; eso solía hacer yo para consolarme), como decía, debido a ello y a mí misma, caí en una vorágine de adicciones, autolesiones, intentos de suicido, sexo vacío y sin protección (no se cómo no me he agarrado nada), trastornos alimenticios... Dios, es que no hay cosa que no haya probado para dañarme más de lo ya me encontraba. Durante años. Muuuchos años.
Malas decisiones, como decía yo, que no se justifican por mi trastorno de personalidad, y eso... eso es lo que más me atormenta. Y es que siempre han dicho que soy una persona inteligente: entonces, ¿cómo he podido, por qué razón he DECIDIDO tomar el camino que tomé? No provengo de una familia disfuncional (que hoy sí lo es, lamentablemente, debido a mí), jamás he tenido problemas económicos, no padezco ninguna discapacidad que limite mis posibilidades... Y sin embargo me volqué a una vida de excesos y abusos (me cuesta mucho utilizar esa palabra) con tan sólo trece años... Dejé hermanas resentidas, padres aterrorizados, abuelos desconcertados, amigos abandonados, carreras académicas a dos pasos de acabar, trabajos sin remunerar...
Y hoy vivo con mis padres. Medicada y sin trabajar.
Y como he dicho en mi primera entrada del blog, éstos días de confinamiento son días en los que uno se interioriza mucho más en lo que uno es y cómo se siente respecto a ello... y yo no puedo sentirme más que decepcionada y avergonzada. No puedo mirar a la cara a nadie que me conozca, mucho menos hablarle, y por eso me escondo detrás de la escritura para manifestar mis pensamientos y emociones, porque sino... sólo me espera una nueva vorágine.

En fin, me he venido a confesar y lo hice. No busco sentimientos de pena o conmiseración. Pueden juzgarme, tampoco busco eso, pero pueden hacerlo (de todas formas, nadie podrá ser más duro de lo que soy yo conmigo misma)... No busco nada en especial, tan sólo compartir un poco de lo que llevo adentro, e intentar explicar por qué soy tan poco constante con el blog... a veces vuelvo a él y me siento un poco culpable por no haber escrito nada en días.

Bueno, en fin... La próxima espero que sea una entrada más feliz.

Nos estamos leyendo.


19 comentarios:

  1. No sabía que era el TLP.
    Lo he tenido que buscar en Google.
    Ahora ya lo sé.
    Yo no voy a darte consejos, y mucho menos juzgarte.
    Ni tengo capacidad ni conocimientos para hacerlo.
    Sí que admiro la sinceridad y no hay duda que tú pareces sincera.
    En cuanto al blog si que tengo experiencia y me gustaría compartirla.
    Para mí el blog ha sido y es una terapia excelente.
    Es una forma de matar mis propios demonios.
    En esto si que me atrevo a aconsejarte. Sé honesta con lo que posteas, y no intentes deslumbrar a nadie... el postureo en las redes sociales es realmente vomitivo.
    No te obligues a escribir.
    Hazlo cuando te apetezca y poco a poco encontrarás algunas personas con las que te sentirás cómoda.
    Si eso no ocurre y el blog se convierte en algo aburrido entonces déjalo, no permitas que sea una carga para ti.

    Te deseo lo mejor.

    Un abrazo gigante.

    ResponderBorrar
    Respuestas
    1. La verdad es que desde que lo he comenzado me siento bien cuando escribo.
      Pero sí, lo haré cuando tenga ánimos, y me sienta cómoda.
      Me gusta escribir con honestidad. Y me gusta escribir.

      Saludos!

      Borrar
  2. Lo mas valorable es reconocer las cosas y empezar a andar mejor, esta entrada demuestra tus ganas con ambas.

    Tu familia lee el blog? Estaria bueno que les hagas llegar este texto,es lo que se me ocurre y no se si es una excelente idea tampoco.

    Todos cometemos errores. Todos. Pero lo que existe es el presente. Besos

    ResponderBorrar
    Respuestas
    1. Nooo. No me atrevo a que lo lean. Soy muy reservada para con ellos, y me temo que me avergüenza un poco que lo lean.
      Tal vez, más adelante, me anime.

      Besos!

      Borrar
  3. Hola Mar...Acabo de leer tu entrada y lo que dice nuestro amigo Toro Salvaje...Muy atinado y lo comparto. Eso si, me gustaría que no dejaras de escribir, así sean cosas tristes como esta entrada. Lo importante es que estés consciente de la situación y sus implicaciones. Eso ya es un buen comienzo. Lo otro es que vive de hora en hora. No pienses en el futuro y mucho menos en el pasado. vive el instante y trata de disfrutarlo...poco a poco.
    Por mi parte. Además de seguirte, quiero que sepas que acá en Brasil, hay un hombre que está orando por ti todas las madrugadas.

    ResponderBorrar
    Respuestas
    1. No puedo describir lo importante que es para mí recibir éste tipo de devoluciones.

      Gracias Alí!

      Borrar
  4. No puedo decir nada salva animarte a continuar. Cuántas más preguntas, más respuestas que buscas. Si pensamos mucho en el pasado, no avanzamos. Si pensamos en el futuro, nos agobiamos. Así que pasito a pasito.
    Me preguntabas en mi blog si podría abrirse la puerta porque te habías quedado dentro. Te diré que hay más puertas, más ventanas...y están esperándote, solo has empujar cuando te encuentres ante una de ellas o de tirar.
    Un beso enorme y un abrazo. Ánimo y fuerza.

    ResponderBorrar
    Respuestas
    1. Gracias Mag. Por ahora siento que me encuentro en un cuarto sin aperturas.

      Pero ya encontraré alguna.

      Besos!

      Borrar
  5. Eres muy sincera y transparente, pero yo no voy a darte ningún consejo, solo leerte, y animarte a que sigas escribiendo porque escribiendo nos desahogamos, unas veces con lágrimas y nostalgia, y otras con ojos esperanzadores, porque cuando sale de dentro así se escribe, y se nota, como lo has hecho tú, abiertamente, desde la transparencia, y te felicito por tu valentía, y por como eres, porque reconociendo las cosas es ir hacia adelante. Mucho ánimo.

    Un abrazo enorme.

    ResponderBorrar
    Respuestas
    1. Gracias María! Es hermoso recibir este tipo de comentarios.
      Seguiré escribiendo, no constantemente, pero lo más que pueda.

      Otro abrazo para vos!

      Borrar
  6. Que tal Mar!
    Creo que la escritura y sincerarse como tu lo haces puede ser una buena válvula de escape, en eso el mantener activo el blog me parece muy buena idea. A la hora de afrontar un problema es importante admitir y reconocer su existencia, tu lo haces y con eso ya has dado un primer paso, en ocasiones ese es el mas difícil. Me estaba acordando de esa frase tan recurrente, ya sabes..."lo que no nos mata nos hace mas fuertes", no se, a veces esas conocidas citas pueden encerrar cierta filosofía de vida aplicables para los momentos que nos han tocado vivir.
    Todos estos trastornos y enfermedades son mas comunes de lo que pensamos, es el mal de nuestros dias, son muchas las personas que por lo que sea nunca dan el paso y reconocen la dolencia que sufren, luego todavía queda un duro camino por delante para salir de esa situación, estoy convencido de que eres una persona fuerte y con determinación, seguro que poco a poco ese cielo gris tornara en azul.
    Ya sabes, por aquí nos tienes, besos;)

    ResponderBorrar
  7. Mar, cielo lo primero un abrazo, lo segundo un mimito y lo tercero lo que tu has hecho no todo el mundo es capaz de hacerlo ya por eso mereces mis respetos y mi admiración ..seguro que escribir te libera de todo lo que llevas en tu interior y eso es bueno ...el tiempo cura todo, solo hay que tener ganas de hacer cosas por ti mima y sobre todo piensa que tú vales mucho y si quieres puedes ser lo que quieras así que animo a seguir escribiendo lo que te apetezca y creas necesario, no pongas limites a tu imaginación y lucha por todo lo que quieras al final siempre hay recompensa ,el pasado pasado es ..Un besazao guapetona muakk.

    ResponderBorrar
  8. Hola, Mar.

    Considero que verbalizar, escribir o hablar con una persona que te quiera escuchar sobre tu vida es un buen punto de partida. Es además una confesión muy necesaria para cualquier persona que ha pasado lo que tú has pasado. Si algo tengo claro es que buscar culpas o culpables a cualquier situación no es efectivo, ni aporta nada a nuestra vida. El duelo, por otra parte, es necesario. No hay que huir de él; es indispensable para una recuperación plena y efectiva. Dices que te falta motivación. Te comprendo, pero sé que esta antes o después vuelve a nuestras vidas.

    Te mando muchos ánimos y mucha fuerza para seguir escribiendo tan bien como lo haces.

    Un fuerte abrazo.

    ResponderBorrar
  9. Lo que te haga sentir bien, si es el verbalizarlo, y eso ayuda: adelante. Espero vaya mejorando todo contigo.

    ResponderBorrar
  10. No se cual es tu email, quería mandarte un recuerdo de tu participación en el Juego de Abanicos Poéticos, te dejo la mía: mariasbl@gmail.com

    Un beso enorme.

    ResponderBorrar
  11. No has vuelto a escribir. Que todo esté bien allá contigo, un saludo.

    ResponderBorrar
  12. ¿Cómo has estado? No has vuelto a publicar. Saludos.

    ResponderBorrar